Tratamientos de fertilidad durante el verano

Tratamientos de fertilidad durante el verano

Hay una creencia generalizada que nos dice que se toleran mejor los tratamientos de fertilidad durante el verano, os queremos dar algo de luz sobre este tema.

La principal causa para que durante las fechas estivales las pacientes puedan tolerar mejor los tratamientos de fertilidad y se obtengan mejores resultados de embarazo, es la disminución del estrés y de las preocupaciones cotidianas.

La relación entre la fertilidad y el estrés ha sido ampliamente estudiada, llegándose a la conclusión por muchos investigadores, que las mujeres que se encuentran bajo estrés o ansiedad producen adrenalina, algo que puede llegar a provocar un retraso en la producción de la hormona que favorece la ovulación (gonadotropina GnRh).

Es decir, el verano puede ser un buen momento para aquellas mujeres que esta época del año coincida con un periodo de relajación y disminución de la preocupaciones . Además, hay otras ventajas si se empieza un tratamiento de fertilidad durante este período, ya que si se está de vacaciones, se puede compatibilizar mejor las citas para el tratamiento. Además es más fácil acudir a ellas acompañada por la pareja u otra persona que también disfrute de vacaciones. Incluso es más sencillo mantener una cierta discreción durante este período si se quiere vivir el proceso con una mayor tranquilidad.