Clínica gmer – Grupo Médico de Reproducción Asistida en Cádiz

Reserva ovárica baja

Reserva Ovárica Baja

Hoy día, en pleno siglo XXI, la gran mayoría de las mujeres desconocen el término “reserva ovárica” y mucho menos del papel determinante que juega a la hora de quedarnos embarazadas. Sólo aquellas que comienzan con un tratamiento de fertilidad se enfrentan con la inquietante frase: “Tu reserva ovárica es baja”.

Comencemos explicando que la reserva ovárica es un indicador de los óvulos que tenemos disponibles en los ovarios. Esta reserva la tenemos desde el nacimiento y va descendiendo y bajando en calidad a medida que nos vamos  haciendo mayores.

A través de una ecografía transvaginal al inicio del ciclo menstrual podemos hacer un recuento de los folículos que contiene cada ovario y junto a un análisis de sangre, conoceremos los niveles hormonales la hormona antimülleriana (AMH), que libera el propio folículo ovárico, y de la hormona folículo estimulante (FSH), que libera la hipófisis y se ocupa de activar los ovarios. Estas hormonas están relacionadas con el proceso de desarrollo de los óvulos. 

Se considera que la reserva ovárica es baja si el recuento es igual o inferior a 4 ovocitos por ovario, o de 7 en total (sumando los de ambos ovarios) y con niveles bajos de la hormona AMH en un nivel inferior a 1 ng/ml.

Mejorar reserva ovárica

La edad es un factor fundamental en la reserva ovárica, pero también inciden directamente: tratamientos oncológicos, el estrés, la obesidad, agentes tóxicos como el tabaco y el alcohol… es decir, todo lo que se aleje de una vida sana tanto física como mental, puede incidir en bajar considerablemente nuestra reserva ovárica.

¡Toca cuidarnos más que nunca!

Archivos