Método ROPA. Lesbianas Cádiz.

Método ROPA. 2 madres biológicas

MÉTODO ROPA PASO A PASO

¿Qué es el método ROPA?

Por definición es la “Recepción de óvulos por parte de la Pareja”.

Es una técnica de Reproducción Asistida que se aplica en matrimonios formados por dos mujeres, es imprescindible que estén casadas o bien sean parejas de hecho, de forma que pueden crear una familia con hijos propios.

Consiste en fecundar los óvulos de una de los miembros de la pareja con espermatozoides de un donante de semen, y el embrión resultante se transfiere al útero de su cónyuge.

De esta forma las dos mujeres son partícipes de la maternidad siendo una la madre biológica y la otra la madre gestante, algo muy demandado por parejas de mujeres lesbianas.

¿En qué consiste?

Se trata de una Fecundación in vitro en la que una de ellas (la madre biológica), tras someterse a una estimulación ovárica, aportaría los óvulos, los cuales se inseminarán en el laboratorio con el semen de un donante, así se obtendrían los embriones que serían transferidos al útero de su pareja que llevaría la gestación (madre gestante).

Método ROPA paso a paso

Consta de 4 etapas:

  1. Estimulación ovárica, monitorización y desencadenamiento de la ovulación.
  2. Punción ovárica para recuperar los óvulos que se hayan desarrollado.
  3. Fecundación.
  4. Transferencia de embriones.

Esquema Método ROPA

1. Estimulación ovárica.

La madre biológica es la que se somete al tratamiento de estimulación ovárica para desarrollar varios folículos y así obtener más óvulos de los que se obtienen en un ciclo natural. Durante esta etapa, la ginecóloga realiza controles ecográficos que determinan el número y tamaño de los folículos, y a la vez va ajustando las dosis de la medicación que se irá administrando. En función de lo observado, la ginecóloga determinará cuál es el momento idóneo para provocar la ovulación y programar la punción ovárica.

2. Punción ovárica.

Está etapa tiene lugar en el quirófano, y se lleva a cabo bajo sedación. Con la punción de los ovarios se accede a los folículos que se han formado, y mediante la aspiración de los mismos se recuperan los óvulos que se han desarrollado durante el tratamiento de estimulación.

3. Fecundación.

Esta etapa tiene lugar en el laboratorio de FIV.

Una vez recuperados los óvulos obtenidos en la punción, la embrióloga los prepara para determinar su estado de madurez, ya clasificados se conservan en su placa en la incubadora hasta el momento de realizar la Microinyección Espermática (ICSI).

A continuación se prepara la muestra de semen de donante que se solicitó al Banco de Semen para esta pareja.

Los óvulos maduros se microinyectarán con estos espermatozoides.

Al día siguiente observamos el resultado de la microinyección, es decir, si ha habido fecundación, cuantos óvulos han fecundado.

En los siguientes días se seguirá el desarrollo de los óvulos fecundados, ya embriones, que se mantendrán en el laboratorio de 2 a 6 días hasta que tenga lugar la transferencia embrionaria.

4. Transferencia embrionaria.

Este proceso consiste en el depósito de los embriones en la cavidad uterina a través de la vagina. Es un procedimiento ambulatorio que no precisa anestesia ni ingreso. La que será la madre gestante es la que se somete a la transferencia de los embriones, para ello previamente y de forma simultánea al tratamiento de estimulación ovárica de su cónyuge, ella se ha sometido a un tratamiento hormonal con el fin de preparar el útero adecuadamente para la implantación de los embriones.

El número de preembriones transferidos al útero no puede ser superior a tres, en un ciclo. Las pacientes recibirán del equipo biomédico la información necesaria para decidir el número de embriones que se deben transferir con la intención de obtener el embarazo y evitar en lo posible la gestación múltiple.

Artículo escrito por Pilar Velarde Gestera.
gmer (Grupo Médico de Reproducción).
Cádiz.