ICSI es la técnica donde el espermatozoide seleccionado se microinyecta directamente en el ovocito con el fin de conseguir el embrión que se introducirá en el útero para lograr el embarazo.